Saltar al contenido
Test ADN

Origen del apellido García y su escudo

El apellido García no solo es uno de los más extendidos en la Península Ibérica, sino que es el más común en España, donde se empezó a utilizar a finales del siglo VIII, aunque su origen es mucho más antiguo.

García también es un apellido importante en toda América. De hecho, no solo es habitual en Latinoamérica, sino que es el sexto apellido de origen latino más común en Estados Unidos. Además, es bastante común en otros países, como Filipinas y Francia.

Origen del apellido García

En total, casi 8.200.000 personas llevan el apellido García en el mundo, de las cuales casi 1.500.000 son españolas. Si estás interesado en buscar personas por nombre y apellido hay un gran número de páginas y buscadores que te pueden ayudar, nosotros te explicamos cómo puedes hacerlo.

Origen del apellido García

Para saber de dónde viene el apellido García hay que viajar 1 milenio a.C. Aunque no empezó a usarse en España hasta finales del siglo VIII, parece ser que su origen se remonta mucho tiempo atrás. En este sentido, Alberto Montaner Frutos, filólogo e historiador, cree que García es un antropónimo (nombre propio de persona) de origen prerromano, posiblemente íbero-aquitano.

Montaner cree que García derivaría etimológicamente de la palabra (h)artz, que significa ‘oso’. La forma antigua de esta palabra, afín al vascuence, habría sido kartzea. Tanto Ramón Menéndez Pidal como Antonio Tovar, ambos filólogos e historiadores, están de acuerdo en que el origen de García es hartz, cuya traducción es ‘oso’.

Sin embargo, no todos los estudiosos del tema están de acuerdo con esta teoría. Así, el lingüista ​ Alfonso Irigoyen opina que el origen del apellido García deriva etimológicamente del vocablo gaztea, que significa joven. Montaner rebate este planteamiento alegando que este origen etimológico no es viable por cuestiones de tipo fonético.

El apellido en la Península Ibérica

En cuanto al momento en que empezó a hacerse uso del apellido García, parece ser que este se usó por primera vez en el reino de Navarra en los años 789 y 791, tal y como apunta Menéndez Pidal. Este importante historiador explica que la reina Jimena de León, antes princesa de Navarra introdujo el nombre García en Castilla, llamando así a uno de sus hijos. Además, en esta época hubo numerosos emigrantes vascos que se establecieron en Asturias y León, dando lugar a núcleos de población de origen vasco que conservaron sus nombres.

Por otra parte, en Asturias aparece  un García en el siglo VIII. También aparece otro en el año 812, en un testamento otorgado por Alfonso II el Casto, rey de Asturias, en el que se nombra a un siervo llamado Garsea. De hecho, el nombre de Garsea, en diferentes versiones, fue usado en las familias emparentadas con la familia ducal de Vasconia, a partir del siglo IX.

Además, otro dato histórico destacable es que una de las primeras personas en llevar el nombre García fue un hermano de Sancho I de Gascuña. También destaca el nombre García Íñiguez, hijo del primer rey de Pamplona.

Sin embargo, se considera que los progenitores de las familias García más extendidas en la Península Ibérica fueron tres hermanos García, héroes en la defensa de León durante la Reconquista.

No obstante, hay muchas más ramas que fueron dando origen a diferentes linajes García  en diferentes zonas de la Península. De hecho, hoy en día, García es el apellido más popular en la mayor parte de España. Casi millón y medio de españoles se apellidan García.

En América

El motivo por el cual el apellido García es tan popular en América es porque este fue un apellido frecuente entre los colonos que viajaron al continente americano tras la llegada de Cristóbal Colón. Uno de los primeros García en viajar a América fue el fundador de la ciudad venezolana de Trujillo en 1557, Diego García de Paredes, quien había participado anteriormente en la conquista  del Imperio inca  junto a Francisco de Pizarro y Diego de Almagro.

Otro García relevante relacionado con la colonización fueron Alejo García, héroe de la conquista del Río de la Plata, a principios del siglo XVI. También podemos mencionar a García Hurtado de Mendoza, que pacificó Chile contra los araucanos.  Otro García llegado de España fue Alonso García Bravo, que reconstruyó Ciudad de México después de ser conquistada por Hernán Cortés.

Actualmente, el apellido García está muy extendido tanto en toda Latinoamérica como en Estados Unidos. De hecho, García es uno de los apellidos latinos más populares.

 Escudo del apellido García

Escudo del apellido García

De García arriba nadie diga

La heráldica del apellido García es compleja. El hecho de que haya diferentes linajes del apellido García hace que existan diferentes escudos de armas con diferentes variaciones.

El más antiguo procede de Galicia, Asturias y Burgos. Se trata de un escudo de plata con una garza de sable con el pecho rajado. Además, este escudo tiene bordura de gules con el lema en letras de oro «De García arriba, nadie diga».

Los esmaltes son de color oro, plata, gules y sable.

  • El de oro simboliza nobleza, magnanimidad, riqueza, poder, luz, constancia y sabiduría.
  • El de plata simboliza pureza, integridad, obediencia, firmeza, vigilancia, elocuencia y vencimiento.
  • El gules (color rojo) simboliza fortaleza, victoria, osadía, alteza y ardid.
  • El sable (color negro) simboliza prudencia, tristeza, rigor, honestidad y obediencia.

En cuanto a la garza, esta representa la prudencia en prevenir los peligros, guardándose de ellos. En este escudo, además, hace alusión al apellido.

Pero, como ya se ha dicho, el escudo varía en función del linaje. Por ejemplo, una rama de los García Andalucía cambia la bordura, que es de azur (azul oscuro) con ocho aspas de oro. Algunos escudos de Navarra son de plata con tres palos de gules. Algunos de Cataluña son de oro, con un montículo de sinople sumado de una garza de sable.

Otros ejemplos los encontramos en los escudos García de León, donde podemos encontrar dos versiones: un escudo de plata con un león rampante y coronado de gules, y otro jaquelado de plata y gules. Pero esto son solo algunas muestras de la diversidad de variantes que muestra el escudo del apellido más prolífico de España.